Si estudiar en grupo ya es desafiante a nivel presencial… ¿Cómo sacar partido al estudio en grupo de forma virtual?

Existen distintas técnicas que nos ayudan a la hora de estudiar y depende de cada uno cuál utilizar: leer, destacar, hacer resúmenes, escuchar música, etc. Sin embargo, una de las más recomendadas y utilizadas por los estudiantes consiste en estudiar en grupo. 

Tener distintas visiones y discusiones no solo aporta a la hora de entender los contenidos si no que también nos da una motivación extra para perseverar y mantener el foco. 

Te compartimos 5 prácticas para asegurar el éxito de tus sesiones de estudio en grupo online.  

1. Definir responsable de la sesión

Ya que hacer una sesión de estudio on-line requiere de algunas coordinaciones extra, sugerimos acordar con el grupo quién se encargará de organizar la sesión, es decir, quien coordinará un horario y será anfitrión de la reunión, asegurará que todos cuenten con el material y que se respeten los tiempos. Para que sea más dinámico, el encargado podría ir rotando en cada sesión.

2. Acordar fechas y horario claros

Definir horario, día y duración en los que todo el grupo pueda participar y estén comprometidos a dedicar ese tiempo a estudiar. Para fijarlo pueden usar herramientas como Google Calendar, Doodle o ponerse de acuerdo en algún chat grupal. Una vez definido, programar la reunión e invitar a los participantes (invitación en calendar) lo que permite que todos tengan acceso y un recordatorio de la sesión. Sugerimos limitar la sesión a 1.5 – 2 horas.

3. Explicitar objetivo

Para poder aprovechar el tiempo al máximo, recomendamos que antes de la sesión definan como grupo en qué van a enfocarse y cuánto tiempo dedicarán a cada actividad. Por ejemplo: 30 minutos para resumir y entender la materia, 30 minutos de resolución de ejercicios, 15 minutos para compartir y responder dudas. También podrían agregar unos minutos de distensión para hacer la sesión más agradable!

4. Definir una dinámica de participación

Cada grupo tiene su propia dinámica de estudio y ciertamente esta interacción puede verse afectada al cambiar a la modalidad on-line. Para que esto no sea un impedimento, una alternativa es conversar como grupo qué dinámica les acomoda más: tener un moderador, ir hablando a medida que aparezcan dudas, levantar la mano o alguna que se adapte a la dinámica de su grupo o simplemente conectarse y cada uno estudia por su cuenta. Lo importante es conversarlo antes e ir intentando hasta que encuentren la dinámica que más les acomode. 

5. Evaluar la sesión

Por último, una buena práctica que permite ir mejorando es dejar unos minutos de evaluación al final de la sesión en los que cada integrante pueda compartir los aspectos que creen que hay que mantener y cuáles mejorar. También es útil que esta información quede guardada en algún lugar en que todos tengan acceso para incorporar estos nuevos aprendizajes en las próximas sesiones.

Camila Hidalgo – Linkedin

Fernando Brierley – Linkedin

Sebastián Balmaceda – Linkedin

0 0 vote
Article Rating
Recibe notificaciones de esta conversación
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments